Amigos Navegantes:

viernes, 16 de octubre de 2009

HAIKUS


Sombras de bruma

derriten los pañuelos

de las caricias.


No suenan timbres

ni quejas de motor, ni

despertadores.


Va soñolienta

la tarde en los raíles

del desconsuelo.


Nubes que pasan,

no conocen las puertas

ni las murallas.


Cuervos que emigran,

se llevan las arrugas

de mi entrecejo.


Gatos de lluvia

restriegan los cristales

con aguardiente.


Tomo esta copa

del árbol desfrutado:

la siembro honda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario